Parroquia Santa Marta  -  Puzol

JUNIORS

Juniors M.D. es: “Un movimiento formado por laicos con un estilo de vida que responde al evangelio, que participa en la vida y misión de la Iglesia con una metodología que parte de la experiencia que lleva a sus miembros, niños, adolescentes y jóvenes a ser testimonio de Jesucristo en el mundo.

Etapas

PACTO: El tiempo de pacto comprende a niños de 9 años(tras tomar la comunión). En este tiempo se produce la "llamada a la vida en equipo" mediante el rito del "pacto de equipo", en donde cada componente recibe un "crismón", que es un símbolo del compromiso realizado con el grupo.

IDENTIDAD: Niños de 10-11 años. Dentro del centro, el segundo año y de forma simbólica y como compromiso con el Junior se recibe la pañoleta. Cada centro posee colores diferentes en la pañoleta y cada color posee un significado. En este periodo los niños se abren, no solo al grupo, sino al resto del centro.

EXPERIENCIA: 12-13 años. En este tiempo se comparte con el resto vivencias y se ayudan mutuamente. El equipo se perfila como una familia, cada uno aporta lo mejor de sí.

ESTILO DE VIDA: Una segunda etapa: 14-18 años: En esta etapa, importante en la vida de los jóvenes, que han dejado de ser niños y buscan su propia identidad y su personalidad, aceptarse y comunicarse con el mundo. Es la consolidación del grupo. En un momento de crisis de personalidad, ya que busca su propia identidad, necesita ser salvado, y para ello se apoya en el grupo. Se unen un proyecto personal con un proyecto de grupo.

MONITORES: Tras el tiempo de "Estilo de vida", los Junior pueden elegir continuar formándose durante unos dos años, completando un poco más sus vivencias y preparándose para dar todo aquello que a lo largo de varios años a recibido como Junior. Se prepara a ser educador, para que, al igual que fue educado, dar la posibilidad a que otros puedan serlo, tengan esa misma oportunidad.

 

Puedes seguirnos en: http://juniorsapocalipsispuzol.blogspot.com.es/p/inicio.html

ARRIBA

LECTORES

Hacer de lector es una tarea importante dentro de la asamblea. Los que la realizan deben ser conscientes de ello, y vivir el gozo y a la vez la responsabilidad de ser los que harán posible que la asamblea reciba y celebre aquella Palabra con la cual Dios habla a sus fieles, aquellos textos que son como los textos constituyentes de la fe. El ministerio del lector corresponde, en primer lugar, a quienes oficialmente han sido “instituidos” como tales: no significa que éstos tengan que leer siempre, sino que conviene que lo hagan en las ocasiones más relevantes y que se preocupen de que la Palabra de Dios sea bien proclamada y recibida por la asamblea.

 OBJETIVOS:

  • Preparar a los miembros del grupo de lectores, para un buen desempeño de su oficio en la celebración de la eucaristía.
  • Motivar la catequesis bíblica, para profundizar en el conocimiento de las Sagradas Escrituras.
  • Colaborar y participar en las actividades parroquiales, para una mayor integración en las actividades comunitarias.

 ONCE CONSEJOS PARA UN BUEN LECTOR

 1º Leerse la lectura antes. Si puede ser, en voz alta y un par de veces. Leerla para entender bien su sentido, y para ver qué entonación hay que dar a cada frase, cuáles son las frases que hay que resaltar, donde están los puntos y las comas, con qué palabras puede uno tropezar, etc.

 2º Estar a punto y acercarse al ambón en el momento oportuno, es decir, no cuando se está diciendo o cantando otra cosa. Y procurar que no se tenga que venir desde un lugar apartado de la iglesia: si es necesario, acercarse discretamente antes del momento de subir.

 3º Cuando se está ante el ambón, vigilar la posición del cuerpo. No se trata de adoptar posturas rígidas, pero tampoco será bueno leer con las manos en los bolsillos o con las piernas cruzadas.

 4º Situarse a distancia adecuada del micrófono para que se oiga bien. Ya que por culpa de la distancia muy a menudo se oye mal. No empezar, por lo tanto, hasta que el micrófono esté a la medida del lector (y saber cuál es la medida correcta tiene que haberse aprendido antes: a un palmo de la boca suele ser la colocación adecuada). Y recordar que los golpes que se dan o los ruidos que se hacen ante el micrófono se amplifican.

 5º No comenzar nunca sin que haya absoluto silencio y la gente esté realmente atenta.

 6º Leer despacio. El principal defecto de los lectores en este país de nervios y de nula educación para la actuación pública es precisamente éste: leer deprisa. Si se lee deprisa, la gente quizá sí que con esfuerzo conseguirá entendernos, pero lo que leemos no entrará en su interior. Recordémoslo: éste acostumbra a ser nuestro principal defecto.

 7º Además de leer despacio, hay que mantener un tono general de calma. Hay que desterrar el estilo de lector que sube aprisa, empieza la lectura sin mirar a la gente, y al acabar huye más aprisa todavía. Y no: se trata de llegar al ambón, respirar antes de empezar a leer, leer haciendo pausas en las comas y haciendo una respiración completa en cada punto, hacer una pausa al final antes de decir “Palabra de Dios”, escuchar desde el ambón la respuesta del pueblo, y volver al asiento. Aprender a leer sin prisas, con aplomo y seguridad, ciertamente cuesta: por eso es importante hacer cuantos ensayos y pruebas sean necesarios: ¡es la única forma!.

 8º Vocalizar. Es decir, resaltar cada sílaba, mover los labios y la boca, no atropellarse. Sin afectación ni comedia, pero recordando que se está “actuando” en público, y que el público tiene que captarlo bien. Y una actuación no es una conversación de calle.

 9º No bajar el tono en los finales de frase. Las últimas sílabas de cada frase tienen que oírse igual de bien que todas las demás. Y, en cambio, resulta que a menudo en estas sílabas se baja el tono y se hacen ininteligibles.

 10º Procurar leer con la cabeza alta. La voz resulta más fácil de captar y el tono más alto. Si es necesario, coger el libro, levantándolo, para no tener que bajar la cabeza.

 11º Antes de comenzar la lectura, mirar a la gente. Al final, decir “Palabra de Dios” mirando a la gente. Y a lo largo de la lectura, si sale natural, mirar también de vez en cuando. Estas miradas en medio de la lectura no tienen que imponerse como una obligación: si no sale natural, es mejor limitarse a mirar al principio y al final, y el resto del tiempo concentrarse en leer bien. Pero si nos resulta fácil, puede ser útil hacerlo, especialmente en las frases más relevantes: ayuda a resaltarlas, a crear clima comunicativo, y a leer más despacio.

 El grupo de lectores de nuestra parroquia, tiene como finalidad la preparación y proclamación de las lecturas, tanto diarias como dominicales o de cualquier celebración litúrgica, que se realice en la parroquia.

ARRIBA

GRUPO DE ORACIÓN

Los grupos de oración Familia, Evangelio y Vida, tienen como objetivo reunir a personas que semanalmente se comprometan a interceder por la conversión de las familias en el mundo, especialmente por las de su ciudad o pueblo y por las de su propia parroquia. Creemos que sólo con la oración constante pueden ser renovadas por el Espíritu Santo las familias, que son la primera célula de la comunidad cristiana, la iglesia doméstica. Por lo tanto, los grupos de oración también quieren ser fuente de crecimiento espiritual personal, familiar y parroquial.

Es sólo viviendo en los valores del Evangelio que las familias darán testimonio creíble al mundo de su vida cristiana. Sin una oración personal y comunitaria para acoger la gracia de Dios no es posible mostrar el rostro de Cristo en nuestra vida.

 

Un grupo de oración de Familia, Evangelio y Vida es un encuentro de cristianos que se reúnen regularmente para una oración comunitaria suscitada y dirigida por el Espíritu Santo. “De igual manera el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza, pues nosotros no sabemos pedir como conviene, más el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que escruta los corazones conoce cual es la aspiración del Espíritu y su intercesión a favor de los santos es según Dios”. (Rom. 8, 26-27).

 

ARRIBA

COFRADÍA DEL SAGRADO CORAZÓN

Directiva de la cofradía:

Presidenta: Pilar Parreño

Vice-Presidenta: Encarna Gómez

Secretaria: Amparo Gómez

Vicesecretaria: Chelo Sanfélix

Tesorera: Ana Montilla

Vicetesorera: Pepita Alpuente

Himno al Corazón de Jesús

VEN, CORAZÓN SAGRADO

 

 Ven, Corazón Sagrado

de Nuestro Redentor.

Comience ya el Reinado

De tu Divino Amor. (bis)

 

Ven, tuya es España entera,

tuyo su invicto blasón,

ven y vence,

reina e impera

¡oh Sagrado Corazón! (bis)

 

Ven, Corazón Sagrado

de Nuestro Redentor.

Comience ya el Reinado

De tu Divino Amor. (bis

ARRIBA

Parroquia Santa Marta

Idelfonso Fierro, 5 - 46530 - Puçol (Valencia - España)

Tel +34 961 420 478